INTERVENTIONAL CARDIOLOGY

Juncal 3074 3° "A"  (|427) CABA.
Buenos Aires. Argentina

+54 011 4821 6966

+54 011 48261387

© 2018 Interventional Cardiology. Todos los derechos Reservados

 
Factores de Riesgo
Haga clic con el mouse sobre cada título

HIPERTENSIÓN ARTERIAL :

En condiciones normales todos nosotros tenemos una presión arterial y que varia dentro de ciertos límites. Se dice que existe hipertensión arterial cuando los registros de presión arterial se encuentra por encima de los valores normales en forma persistente

La presión tiene dos componentes, la presión arterial sistólica o máxima y la presión arterial diastólica o mínima. 

Cuando nos informan el registro de presion arterial siempre se dice primero la máxima y luego la mínima (Ej.: 130/80 ó 13/8 como se dice habitualmente).

La presión arterial no es un valor fijo y en el transcurso del día la presión varía notablemente (registros altos durante la actividad y bajos durante el sueño), de hecho cambia cada vez que nuestro corazón late, estas variaciones son normales, pero deben mantenerse dentro de ciertos límites. También se han observado variaciones de acuerdo con las estaciones del año.
 

Valores Normales:
Se llama Presión Arterial Normal cuando se encuentra la maxima es menos de 130 y la minima es menos de 85, se considera presion arterial optima cuando se encuentra por debajo de 120/80. Otra denominación es la Presión Arterial Limítrofe que es cuando la maxima se encuentra entre 130 y 135, y la minima entre 85 y 89.

La hipertensión como factor de riesgo de complicaciones cardiovasculares. 
La hipertensión constituye, conjuntamente con el tabaquismo y el colesterol elevado, los tres mayores factores de riesgo para el desarrollo de enfermedad cardiovascular. Si logramos un tratamiento adecuado se reduce significativamente el riesgo de sufrir enfermedad cerebral y cardíaco, esto se debe fundamentalmente porque la hipertensión es una enfermedad de las arteria y tiene como órganos blanco corazón, cerebro, riñón y retina.
 

Tipos de hipertensión arterial. 
La hipertensión puede ser primaria o secundaria. 
Hipertensión Primaria: llamada esencial, es la más común (90 % de los casos). Se denomina así porque no tiene causa conocida y depende de múltiples factores. Se puede controlar peor no curar.

Hipertensión Secundaria: es aquella en la cual existe una causa especifica que provoca hipertensión (enfermedad renal, tumores, obstrucción de las arterias, consumo crónico de cocaína, ingesta excesiva de alcohol, algunos medicamentos, etc.). Es mas frecuente en gente jóven y en ancianos, y es muy importante su detección ya que puede ser curada.

Tratamiento de la hipertensión
El tratamiento efectivo de la hipertensión arterial ha demostrado reducir significativamente el número de accidentes vasculares como infarto, insuficiencia cardiaca y ataques cerebrales fatales o no. Si no tratamos la Hipertensión arterial puede llevar a la incapacidad o la muerte.
Cabe mencionar que cada paciente tiene un tratamiento especifico de su hipertensión, no es igual en todos, una vez comenzado el tratamiento este es para toda la vida, siendo fundamental el cumplimiento por parte del paciente y la orientación por parte del medico, en lo que respecta a dieta, reducción de peso, actividad física, etc. 

El tratamiento puede ser:
 

No Farmacológico:

Dieta hiposódica (sin sal) 
Esta es una de las indicaciones más importantes, en muchos casos el nivel de la Presión Arterial depende estrechamente del consumo de sal.
Se recomienda reducir el consumo de sal a un maximo de 4gr por dia, evitar alimentos como quesos, embutidos, fiambres, enlatados, sopas en sobre, etc., ya que estos presentan un alto contenido de sodio. Sepa que a la sal la puede reemplazar por otro tipo de condimentos como pimienta, ajo, cebolla, pimentón, orégano y especias.
 

Reducción del peso 
El sobrepeso es un factor de riesgo independiente y se debe combatir en forma enérgica. Se lo relaciona estrechamente con la hipertensión y con mayor probabilidad de presentar crisis hipertensiva y menor respuesta al tratamiento farmacológico. 
 

Ejercicio físico
La realización metódica de actividad física permite un mejor funcionamiento de nuestro aparato cardiovascular, reduce la presión arterial y ayuda a reducir el peso. Se deben realizar ejercicios aeróbicos como caminatas, tenis, golf, natación, ciclismo, y no actividades donde se realicen esfuerzos importantes en corto tiempo (levantamiento de pesas), ya que se producen aumentos bruscos de presión arterial no deseados.
 

Farmacológico:

En la actualidad existe un amplio espectro de drogas para el tratamiento de la hipertensión arterial. Entre ellas podemos mencionar: Diureticos, Betabloqueantes, Antagonistas Calcicos, Inhibidotes de la Enzima de Conversión, antagonistas de los Receptores de Angiotensina.

COLESTEROL:

El Colesterol es un componente esencial para el buen funcionamiento del cuerpo humano. Si usted presenta niveles elevados de colesterol, deberá modificar algo en su estilo de vida para poder controlar este problema. En esta situación Colesterol se encuentra en niveles elevados de tal manera que se transforma en perjudicial, especialmente para sus arterias. El colesterol es una sustancia grasa fundamental para la vida ya que el cuerpo lo necesita para formar las membranas de las células, las hormonas, vitaminas y la bilis. El Colesterol que tenemos en el organismo proviene de lo que comemos y de lo que el organismo fabrica.
 

Tipos de Colesterol

Todos tenemos un Colesterol Total, que es la suma de los tipos de colesterol, y distinguimos 2 tipos de Colesterol:

LDL (lipoproteína de baja densidad) “el malo”
HDL (lipoproteína de alta densidad) “el bueno”
 

El Colesterol LDL, al que lo denominaremos ¨ malo¨, debido a que cuando se encuentra en exceso se deposita en las arterias (coronarias, cerebrales, etc) provocando la formación de placas ateroscleróticas, y cuando progresan van obstruyendo las arterias hasta su oclusión parcial o total.

El Colesterol HDL, que lo llamaremos ¨bueno¨, dado a que desarrolla una actividad de limpieza en el organismo, llevando el exceso de colesterol desde los tejidos (inclusive desde las arterias enfermas) hacia el higado para que este posteriormente lo elimine por la materia fecal. 

En resumen podemos decir que lo mejor para su organismo es tener:

  • un Colesterol HDL ¨el bueno¨ en cantidades suficientes o elevadas, y

  • un Colesterol LDL ¨el malo¨ en niveles los mas bajos posibles.

Para conocer sus niveles de colesterol Ud. debe realizarse un análisis de sangre, que corresponde a una simple extracción de sangre, con por lo menos 12 hs de ayunas, de rápido procesamiento, con los cuales estableceremos cual es el nivel de Colesterol en su sangre.
 

Colesterol LDL:

Como se puede disminuir las cifras de colesterol LDL:
Con ejercicio físico, dieta, controlando su peso, dejando de fumar, controlando la hipertensión arterial o con medicación.
 

Niveles recomendados de Colesterol:

Pacientes Con Enfermedad CardiovascularMenos de 100 mg/ dl

Personas Sin Enfermedad CardiovascularCon 2 ó + Factores de Riesgo *Menos de 130 mg/ dl

Personas Sin Enfermedad CardiovascularCon 1 o ningún Factor de Riesgo *Menos de 160 mg


Colesterol HDL:

Cuando mas elevado lo tengamos es mejor, por sus efectos protectores que ayudan e eliminar el colesterol LDL ¨malo¨ del organismo. Un valor mayor de 60 mg/dl, es considerado como protector para enfermedad coronaria. Entre 40-59 mg/dl, lo ideal es aumentarlo. Un nivel menor de 40mg/dl, representa un factor de riesgo para enfermedad coronaria. 

Condiciones que aumentan el Colesterol LDL y disminuyen el HDL:

  • Sedentarismo 

  • Obesidad 

  • Hipertensión Arterial 

  • Por acción de ciertos fármacos

  • Diabetes

  • Dietas inadecuadas

  • Tabaquismo

  • Causas genéticas 
     

Como podemos aumentar los niveles de Colesterol HDL: 

Con actividad fisica, por lo menos 30 minutos por dia, dejando de fumar, bajando de peso, consumiendo alimentos con Omega 3, que lo podemos encontrar en leches, en pequeñas cantidades de nueces, palta, aceite de oliva, aceite de canola, pescado de mar, cereales.

 

OBESIDAD Y SOBREPESO:

Se cree que el peso excesivo puede elevar los niveles de colesterol total, causar hipertensión y aumentar el riesgo deenfermedad arterial coronaria. La obesidad aumenta las probabilidades de adquirir otros factores de riesgo cardiovascular, especialmente hipertensión, niveles elevados de colesterol en sangre y diabetes.

En la actualidad, muchos médicos miden la obesidad mediante el índice de masa corporal, que se calcula dividiendo los kilogramos de peso por el cuadrado de la talla en metros. Según el Instituto Nacional de los Pulmones, el Corazón y la Sangre de los Estados Unidos (NHLBI), se considera que una persona sufre de sobrepeso si tiene un IMC superior a 25 y que es obesa si la cifra es superior a 30. Puede determinar su IMC utilizando la calculadora a continuación. Con esa cifra, puede averiguar su composición corporal, consultando la tabla que aparece debajo de la calculadora.

Composición CorporalIndice de Masa Corporal (IMC)

Peso Inferior al NormalMenos de 18.5

Normal18.5 – 24.9

Peso Superior al Normal25.0 – 29.9

Obesidad Más de 30

 

TABAQUISMO:

El fumar es la causa más frecuente de muertes que pueden evitarse. Según los últimos informes, cientos de miles de personas mueren anualmente de forma prematura debido al tabaco. Estudios recientes indican que la exposición al humo de los cigarrillos fumados por otra gente y otros productos del tabaco, producen al año la muerte de miles de personas que no fuman Pese a estas estadísticas y a numerosos avisos sobre los peligros de fumar, millones de adultos y adolescentes siguen fumando. De todos modos se están haciendo progresos: cada día son más las personas que dejan de fumar.

El fumar cigarrillos, la forma más común de consumir el tabaco, se vio asociada a muchas afecciones que sistemáticamente son más frecuentes en personas que fuman. Una de las más importantes son los problemas cardiovasculares; esto significa enfermarse del corazón y las arterias. El humo del cigarrillo favorece la aparición de ateroesclerosis, enfermedad que implica que las arterias que llevan sangre con oxigeno a los diferentes órganos se tapen con depósitos de colesterol (endurecimiento de las mismas). Este es el punto de partida que genera la aparición de Infartos en el corazón, hemiplejías, arterias de las piernas tapadas y el consiguiente dolor en las pantorrillas al caminar. Otro problema importante es el cáncer. Los fumadores tienen mas cáncer de pulmón, de bronquios, y del resto del árbol respiratorio. También aparece cáncer de vejiga. Las mujeres tienen menopausia precoz y mayor frecuencia de cáncer de útero.

La nicotina, uno de los ingredientes principales del tabaco, es un poderoso estimulante. Al cabo de unos segundos de inhalar una bocanada de humo, el fumador recibe una poderosa dosis de este componente en el cerebro. Esto hace que las glándulas adrenales viertan en la sangre adrenalina, lo cual acelera el ritmo cardiaco y aumenta la presión sanguínea. La nicotina está considerada como una sustancia más adictiva que otras drogas ilegales. 

Dentro de los 4000 tóxicos que tiene el cigarrillo, existe uno que genera adicción y es la Nicotina. La nicotina estimula dentro del cerebro ciertos sectores produciendo que el cerebro se acostumbre a recibir cotidianamente cierta dosis de nicotina. Luego de un tiempo, al faltar nicotina, el cuerpo reacciona con ciertas manifestaciones físicas pidiendo nicotina. Es lo que llamamos síndrome de abstinencia. La existencia de este síndrome implica que somos adictos a la nicotina. De hecho para decir que tenemos adicción a la nicotina deben darse 2 situaciones: 

a) Cada vez necesitamos mas dosis para obtener el mismo efecto
b) Invertimos parte de nuestro tiempo en conseguir la droga

El humo derivado del tabaco contiene, entre otras, las siguientes sustancias nocivas:

  • Amoníaco

  • Benzopireno

  • Cianuro de hidrógeno

  • Dióxido de carbono

  • Monóxido de carbono

  • Restos de plomo o arsénico

Cuanto más se fuma mayor es la chance de tener un problema asociado al tabaco. Esto no autoriza a fumar poco, ya que cualquier dosis de tabaco es nociva, aunque sea uno por día. Por otra parte, cuanto más tiempo llevamos fumando, mayor es el tiempo que tuvo el humo del cigarrillo para generar efectos nocivos. De hecho la mayoría de la gente comienza a fumar en la adolescencia, y sin embargo los problemas asociados al tabaco aparecen años mas tarde. Pero cuanto más fumemos y cuanto antes hayamos comenzado, más temprano en la vida aparecerán los problemas.
 

Tabaquismo Pasivo:
Antiguamente se creía que sólo el fumador se perjudicaba con el humo del cigarrillo. En la actualidad se encontro una relación muy fuerte entre aquellos expuestos al humo del cigarrillo y las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. El humo ambiental que aspira el no fumador proviene de 2 fuentes:

a) El que se desprende del cigarrillo encendido en un 80%
b) El que exhala el fumador en un 20%

El riesgo de tener un Infarto o de tener cáncer de Pulmón es entre 20 y 30% mayor en los fumadores pasivos que entre los no fumadores pasivos. Consideramos fumador pasivo a aquel que convive o trabaja con un fumador.

Cuando una persona deja de fumar inmediatamente empieza a mejorar. Por ejemplo, cuando una persona deja de fumar, el riesgo de tener un Infarto baja a la mitad al año de no fumar y se iguala con la población que nunca fumo a los 3 años de no fumar. Pero el riesgo de tener un cáncer de pulmón tarda más en bajar y recién se iguala con los que nunca fumaron luego de 10 a 15 años de no fumar.

 

 

 

 

DIABETES:

Es una enfermedad que se caracteriza por el aumento de los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre. Los límites de glucemia son bastante estrechos teniendo que mantenerlos entre 70 y 110 miligramos en ayunas, y no mas de 130 miligramos luego de las comidas. Para garantizar estos valores el organismo cuenta con una hormona llamada Insulina que es liberada a la sangre por unas células especiales ubicadas en el páncreas. En los Diabéticos el organismo no produce suficiente insulina o no puede utilizarla en forma correcta. 
Existe un grupo de personas que no tiene valores demasiado elevados de glucemia, pero tampoco tiene valores normales. Se dice que estas personas tienen Intolerancia a la glucosa o Pre Diabetes y tienen una alta probabilidad de padecer Diabetes en algún momento de su vida. 

Tanto en los pacientes Prediabéticos o Diabéticos tipo II, en general existe un antecedente familiar.

La Diabetes, si no se controla adecuadamente, puede producir enfermedad a nivel coronario (angina de pecho o infarto de miocardio), vascular periférico (obstrucciones arteriales en las piernas o carótidas), renal (insuficiencia renal), neurológico (accidentes cerebro vasculares), visión (ceguera), además de hipertensión arterial, dislipemias e infecciones serias en los pies y alteraciones de la sensibilidad. 

Si Ud. presenta sed o sequedad de boca, poliuria (orinar mucho y muy seguido), visión borrosa, astenia (cansancio), pérdida de peso, picazón o mala curación de las heridas, consulte a su médico. Muchas veces los síntomas no aparecen o son muy sutiles.

Su médico confirmará el diagnóstico si Ud. presenta:

- Una glucemia en ayunas mayor a 126 mg %, ó

- Una glucemia en cualquier momento del día mayor de 200 mg %, ó

- Una glucemia mayor a 200 mg % a las dos horas en un Test de Tolerancia a la Glucosa. 

La mayoría de los diabéticos controlan su enfermedad y tienen vidas completamente normales, sin embargo, no se ha encontrado una cura definitiva para la Diabetes hasta la actualidad. Usted puede ayudar al control de su enfermedad siguiendo las indicaciones de su médico. 
Como se puede reducir el riesgo vascular que produce la Diabetes:
Es importante la educación, con respecto a conocer los riesgo de esta enfermedad, modificando sus habitos de vida para evitar las complicaciones. Tambien es primordial dejar de fumar, desarrollar actividad fisica, bajar de peso, controlar su glucemia, mantener en valores normales la presion arterial, como asi tambien los niveles de Colesterol y Triglicéridos.

 

 

 

 

SEDENTARISMO:

Las personas inactivas tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón que las personas que hacen ejercicio regular. El ejercicio quema calorías, ayuda a controlar los niveles de colesterol y la diabetes, y posiblemente disminuya la presión arterial. El ejercicio también fortalece el músculo cardíaco y hace más flexibles las arterias. Las personas que queman activamente entre 500 y 3.500 calorías por semana, ya sea en el trabajo o haciendo ejercicio, tienen una expectativa de vida superior a la de las personas sedentarias. Incluso el ejercicio de intensidad moderada es beneficioso si se hace con regularidad.

 

 

 

 

SEXO:

En general, los hombres tienen un riesgo mayor que las mujeres de sufrir un ataque al corazón. La diferencia es menor cuando las mujeres comienzan la menopausia, porque las investigaciones demuestran que el estrógeno, una de las hormonas femeninas, ayuda a proteger a las mujeres de las enfermedades del corazón. Pero después de los 65 años de edad, el riesgo cardiovascular es aproximadamente igual en hombres y mujeres cuando los otros factores de riesgo son similares.

 

 

 

 

HERENCIA:

Las enfermedades del corazón suelen ser hereditarias. Por ejemplo, si los padres o hermanos padecieron de un problema cardíaco o circulatorio antes de los 55 años de edad, la persona tiene un mayor riesgo cardiovascular que alguien que no tiene esos antecedentes familiares. Los factores de riesgo tales como la hipertensión, la diabetes y la obesidad también pueden transmitirse de una generación a la siguiente.

Además, los investigadores han determinado que algunos tipos de enfermedades cardiovasculares son más comunes entre ciertos grupos raciales y étnicos. Por ejemplo, los estudios demuestran que los negros sufren de hipertensión más grave y tienen un mayor riesgo cardiovascular que los blancos. La mayor parte de los estudios cardiovasculares sobre minorías se han concentrado principalmente en negros e hispanos, utilizando a la población blanca como punto de comparación. Los factores de riesgo cardiovascular en otros grupos minoritarios aún están siendo estudiados.

 

 

 

EDAD:
Las personas mayores tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades del corazón. Aproximadamente 4 de cada 5 muertes debidas a una enfermedad cardíaca se producen en personas mayores de 65 años de edad.

Con la edad, la actividad del corazón tiende a deteriorarse. Puede aumentar el grosor de las paredes del corazón, las arterias pueden endurecerse y perder su flexibilidad y, cuando esto sucede, el corazón no puede bombear la sangre tan eficientemente como antes a los músculos del cuerpo. Debido a estos cambios, el riesgo cardiovascular aumenta con la edad. Gracias a sus hormonas sexuales, las mujeres generalmente están protegidas de las enfermedades del corazón hasta la menopausia, que es cuando su riesgo comienza a aumentar. Las mujeres mayores de 65 años de edad tienen aproximadamente el mismo riesgo cardiovascular que los hombres de la misma edad.

 

 

 

 

ESTRES:

Se cree que el estrés es un factor contribuyente al riesgo cardiovascular pero aún no se sabe mucho sobre sus efectos. No se han demostrado aún los efectos del estrés emocional, de los hábitos conductuales y del estado socioeconómico en el riesgo de padecer una enfermedad del corazón o un ataque cardíaco, porque todos nos enfrentamos al estrés de maneras diferentes. Cuánto y cómo nos afecta el estrés depende de cada uno de nosotros.
Los investigadores han descubierto varias razones por las cuales el estrés puede afectar al corazón.

  • Las situaciones estresantes aumentan la frecuencia cardíaca y la presión arterial, aumentando la necesidad de oxígeno del corazón. Esta necesidad de oxígeno puede ocasionar una angina de pecho, o dolor en el pecho, en enfermos del corazón. 

    En momentos de estrés, el sistema nervioso libera más hormonas (principalmente adrenalina). Estas hormonas aumentan la presión arterial, lo cual puede dañar la capa interior de las arterias. Al cicatrizarse las paredes de las arterias, éstas pueden endurecerse o aumentar en grosor, facilitándose así la acumulación de placa.

  • El estrés también aumenta la concentración de factores de coagulación en sangre, aumentando así el riesgo de que se forme un coágulo. Los coágulos pueden obstruir totalmente una arteria ya parcialmente obstruida por placa y ocasionar un ataque al corazón.

El estrés también puede contribuir a otros factores de riesgo. Por ejemplo, una persona que sufre de estrés puede comer más de lo que debe para reconfortarse, puede comenzar a fumar, o puede fumar más de lo normal.

 

 

 

 

HORMONAS SEXUALES:

Las hormonas sexuales parecen desempeñar un papel en las enfermedades del corazón. Entre las mujeres menores de 40 años de edad, no es común ver casos de enfermedades del corazón. Pero entre los 40 y 65 años de edad, cuando la mayoría de las mujeres pasan por la menopausia, aumentan apreciablemente las probabilidades de que una mujer sufra un ataque al corazón. Y, a partir de los 65 años de edad, las mujeres representan aproximadamente la mitad de todas las víctimas de ataques cardíacos.

 

 

 

 

ANTICONCEPTIVOS ORALES:

Las primeras píldoras anticonceptivas contenían niveles elevados de estrógeno y progestágeno, y tomarlas aumentaba las probabilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular o un ataque cerebral, especialmente en mujeres mayores de 35 años que fumaban. Pero los anticonceptivos orales de hoy contienen dosis mucho menores de hormonas y se consideran seguros en mujeres menores de 35 años de edad que no fuman ni sufren de hipertensión.
Sin embargo, los anticonceptivos orales aumentan el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular y coágulos sanguíneos en mujeres que fuman o tienen otros factores de riesgo, especialmente si son mayores de 35 años. Según la Asociación Americana del Corazón, las mujeres que toman anticonceptivos orales deben realizarse chequeos anuales que incluyan un control de la presión arterial, los triglicéridos y el azúcar en sangre.

 

 

 

 

ALCOHOL:

Los estudios demuestran que el riesgo cardiovascular es menor en las personas que beben cantidades moderadas de alcohol que en las personas que no beben. Según los expertos, el consumo moderado es un promedio de una o dos bebidas por día para los hombres y de una bebida por día para las mujeres. Una bebida se define como 1,5 onzas líquidas (44 ml) de bebidas espirituosas de una graduación alcohólica de 40° (80 proof) (tal como whisky americano o escocés, vodka, ginebra, etc.), 1 onza líquida (30 ml) de bebidas espirituosas de una graduación alcohólica de 50° (100 proof), 4 onzas líquidas (118 ml) de vino o 12 onzas líquidas (355 ml) de cerveza. Pero el excederse de un consumo moderado de alcohol puede ocasionar problemas relacionados con el corazón, tales como hipertensión, accidentes cerebrovasculares, latidos irregulares y cardiomiopatía (enfermedad del músculo cardíaco). Además, una bebida típica tiene entre 100 y 200 calorías. Las calorías del alcohol a menudo aumentan la grasa corporal, lo cual puede a su vez aumentar el riesgo cardiovascular. No se recomienda que las personas que no beben comiencen a hacerlo ni que los que ya beben aumenten su consumo de alcohol.

 

 

 

 

ENFERMEDAD CORONARIA :

FORMAS DE PRESENTACION DE LA ENFERMEDAD CORONARIA

La enfermedad coronaria tiene distintas formas de aparición:

1. El infarto agudo de miocardio, producido por la obstrucción total del vaso o arteria coronaria por un “coágulo” o trombo, que se produce al romperse una placa de colesterol. Si no es tratado oportunamente, puede llevar a una pérdida irreversible de músculo cardíaco y por lo tanto, interferir en el funcionamiento adecuado contráctil o de “bombeo” que tiene el corazón.
2. La Angina Crónica o Angor Crónico, es el síntoma más habitual de la enfermedad coronaria y se relaciona con la presencia de una obstrucción coronaria por una placa de colesterol, que se mantiene estable, sin cambios en el tiempo. Si no se controlan los factores de riesgo ni se realiza actividad física, la placa puede seguir creciendo y llevar a una obstrucción total o ruptura de la placa y producir un infarto.
3. La Angina inestable, que es una forma más severa que la anterior; puede producirse cuando progresa un cuadro crónico que era estable, o comenzar directamente como un dolor que se repite muy frecuentemente. Se diferencia del infarto en que en este último hay una lesión definitiva del músculo cardíaco y en la angina crónica, no la hay.

La principal manifestación clínica tanto del infarto, como de la angina, es el dolor de pecho, que expresa un déficit en la irrigación sanguínea hacia el corazón.

Dolor de pecho de origen Coronario

  • Dolor de tipo opresivo (peso en el centro del pecho) de distribución “en corbata” (más frecuente es dolor mandibular o dolor en la boca del estómago).

  • Puede tener síntomas acompañantes como náuseas, vómitos, falta de aire, transpiración fría.

  • Puede irradiarse a otros lados, especialmente a: cuello, mandíbula, brazo izquierdo o espalda. 

  • Habitualmente dura menos de 5 minutos y si aparece haciendo alguna actividad, desaparece al suspender la misma o al colocarse un Isordil Sublingual.

  • Cuando el dolor aparece en reposo, dura más de 20 minutos o en los últimos 3 meses aumentó su intensidad, frecuencia, o aparece con actividades con las que antes no se presentaba, la isquemia tiene mayor severidad y el paciente debe consultar inmediatamente.

Recomendaciones:

  • Todo paciente coronario debe tener Isordil y Aspirina disponibles.

  • Si el dolor aparece, acostarse en cama o semi - sentarse colocarse un Isordil bajo la lengua y esperar 5 a 10 min.

  • Si el dolor persiste, puede usarse un segundo Isordil y llamar una ambulancia. 

  • Mientras llega la ambulancia, si persiste el dolor a pesar de haber usado hasta 3 Isordil (con intervalo de 10 minutos entre ellos) masticar una aspirina y tragarla con un poco de liquido.

  • Mantener la calma y quedarse en reposo.

  • Cuando un paciente coronario ha tenido dolor y lo vuelve a repetir, si bien la intensidad puede ser diferente, las caracteristicas son prácticamente idénticas y por lo tanto, reconocibles.

  • Si tiene dudas, consulte de más y no de menos.

  • Controle que el Isordil que tenga disponible no se encuentre vencido.

 

 

 

 

CATETERISMO CARDIACO Y CINECORONARIOGRAFÍA:

CATETERISMO:

Es un procedimiento diagnóstico, altamente especializado, que proporciona al médico la información necesaria para decidir el tratamiento más apropiado para cada caso. Los cateterismos son indicados para estudiar las arterias coronarias, las válvulas cardíacas, las malformaciones congénitas y el funcionamiento del miocardio (músculo cardíaco). También pueden medirse las presiones dentro de las diferentes cavidades del corazón y de los grandes vasos sanguíneos, tomar biopsias del miocardio y estudiar otras arterias del organismo como la aorta, carotídeas, renales y de los miembros. 
Es considerado un procedimiento seguro. No obstante, por ser invasivo, puede ocasionar complicaciones que afortunadamente son muy poco frecuentes. Se rasura la zona por la cual se introducirá el catéter y se adormece con anestesia local. Puede ser una vena o arteria de la ingle o brazo. 
En la mayoría de los casos el paciente se podrá ir de alta dentro de las 24 horas de efectuarse el procedimiento


Precauciones y cuidados Post-Cateterismo 

Una vez efectuado el estudio, se le retirará el catéter y se comprime firmemente el área por espacio de cinco a quince minutos antes de colocar un vendaje compresivo. El paciente debe permanecer en reposo, entre dos y seis horas, para que la herida cierre adecuadamente. 
Es posible que pueda sentir sueño o un poco de dolor en la zona de introducción del catéter. 
Durante su permanencia en el sanatorio, el paciente estudiado debe informar al personal de enfermería sobre cualquier molestia en el pecho, cuello, mandíbula, brazos o espalda, al igual que si siente mareos, debilidad o dificultad para respirar. 
Se irá con un vendaje compresivo en el área de introducción del catéter. Al día siguiente se podrá bañar y durante el baño se retirará el vendaje compresivo. 
Podrá comenzar su actividad al día siguiente del cateterismo a menos que su médico le haya indicado lo contrario. Se recomienda evitar esfuerzos vigorosos o levantar objetos pesados por dos o tres días. 
Si tiene dolor, molestia o un bulto de mayor tamaño en el área de introducción del catéter, debe consultar al médico que le realizó el cateterismo.
 

CINECORONARIOGRAFIA

Es el estudio, mediante cateterismo de las arterias coronarias y se indica frente a la sospecha de alguna obstrucción en las mismas. 
Los factores de riesgo coronario, tales como la hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado, tabaquismo, sedentarismo, obesidad y algunos factores genéticos, favorecen la producción de dichas obstrucciones. 
Durante el estudio se introduce un catéter desde la ingle o brazo y se avanza hasta el corazón por la arteria aorta que es la de mayor calibre. Se inyecta una sustancia iodada, opaca a los rayos X, la cual permite visualizar las obstrucciones de las arterias coronarias y determinar el tratamiento más apropiado para el paciente: medicamentos, angioplastia o cirugía cardíaca (by-pass). 
El procedimiento dura alrededor de una hora y, usualmente el paciente es dado de alta el mismo día, luego de tres a seis horas de reposo en observación. El procedimiento se efectúa bajo anestesia local, pudiendo ser realizado desde la zona inguinal desde una muñeca o desde un brazo. Es un estudio bien tolerado por la enorme mayoría de los pacientes.

 

 

 

 

 

ANGIOPLASTIA:

La Angioplastia es un procedimiento mediante el cual, a través de un catéter, se hace llegar un pequeño balón inflable a la sección de la arteria obstruida. Este balón, al ser inflado, comprime la obstrucción contra las paredes de la arteria, abriendo paso a la sangre que circula por ella.
 

¿QUE ES UN STENT?

El stent es un pequeño tubo de malla metálica que se hace llegar, mediante un catéter, hasta la zona obstruida. Una vez ubicado se expande y queda adherido a las paredes de la arteria, reforzando el procedimiento de desobstrucción. Se utiliza, con muy buenos resultados, como complemento de la Angioplastia. 

Técnica de Angioplastia

Se rasura la zona por la que se introduce el catéter (puede ser la ingle o el brazo) y se le aplica anestesia local. 
Durante el procedimiento, el paciente permanece despierto. Se le administra medicación anticoagulante y drogas, a fin de evitar la formación de coágulos. 
El médico cardiólogo intervencionista guía el catéter balón con un stent montado hasta la arteria que presenta el estrechamiento y, una vez ubicado en la posición correcta, el balón se infla y se implanta el stent abriendo la arteria comprimiendo la placa y estirando levemente la pared arterial.
Cuando el médico considera que la placa ha sido comprimida lo suficiente, desinfla el catéter balón y lo retira. Por espacio de unos minutos, se aplica presión manual en el área de introducción del catéter y, finalmente, se coloca un vendaje compresivo. Si el proceso fué efectuado desde la ingle, el paciente debe mantenerse con la pierna extendida durante 6 horas por lo menos.
A la mañana siguiente se quita el vendaje, reemplazándolo por un pequeño apósito 24 horas más. 
El líquido de contraste que se inyecta durante la angioplastia es eliminado a través de los riñones, motivo por el cual el paciente debe beber abundante líquido durante las horas que siguen al procedimiento.

Reestenosis:

La "reestenosis" es la reobstrucción de la arteria dilatada, hecho que afortunadamente ocurre solo en un reducido grupo de pacientes.

Después de la angioplastia se le realizarán controles programados a los 35, 90, 180 y 360 días. Algunos estudios, como ergometría, cámara gamma o eco-Stress, permiten una detección precoz de la reestenosis. 
Si durante los primeros 6 meses la arteria permanece abierta, la evaluación a largo plazo será excelente y las posibilidades de que vuelva a obstruirse son mínimas.
La angioplastia no representa la cura absoluta de la enfermedad coronaria, es un procedimiento terapéutico y, para que tenga éxito, el paciente debe modificar ciertas costumbres de vida y reducir los factores de riesgo.

 

La vida después de la Angioplastia

El paciente puede retomar sus actividades cotidianas pocos días despúes del procedimiento. La vida sexual se reanuda paulatinamente. 
Para prevenir el desarrollo de la ateroesclerosis y evitar nuevos episodios relacinados con la enfermedad coronaria, es aconsejable que el paciente incorpore a un Programa de Rehabilitación Cardiovascular que le permita modificar aquellos hábitos no saludables e iniciar actividad física adecuada, gradual y supervisada, . 
La eliminación del tabaco (por parte de los pacientes que fuman) es un factor importantísimo a fin de evitar el espasmo arterial y la consiguiente acumulación de placa en las arterias. Después de la angioplastia, es fundamental dejar de fumar en forma definitiva. Existen varias estrategias, como cursos y tratamientos con fármacos, que colaboran con el propósito. 
El riesgo de acumulación de placa en las arterias disminuye sustancialmente si se mantienen la presión sanguínea y el peso dentro de los límites normales, se controla el stress y se sigue una dieta baja en grasas. El paciente diabético debe ajustarse a un control médico estricto y permanente.

 

 

 

 

 

ENFERMEDAD VASCULAR PERIFERICA:

Hay personas que tienen mayor predisposición a tener esta patología y son pacientes con los siguientes factores de riesgo:

  • Tabaco.

  • Diabetes.

  • Niveles de colesterol, triglicéridos y LDL (colesterol malo) altos. 

  • HDL( Colesterol bueno) bajo.

  • Hipertensión Arterial

  • Obesidad

El principal síntoma es la presencia de dolor en los miembros inferiores al caminar, que mejora y desaparece al detener la marcha.

¿Qué podemos hacer para mejorar éstos síntomas?

  • Abandonar el hábito de fumar

  • Caminatas “contra dolor “ muy frecuentes. Está probado que caminatas diarias de 30 minutos cada una, resistiendo el dolor lo máximo posible, aumenta a más del doble la distancia que puede ser caminada.

  • Fármacos específicos que deben ser indicados por su médico. 

  • Control del nivel de azúcar en sangre (glucemia) en los pacientes diabéticos.
     

DEBE CONSULTAR A SU MÉDICO SI:

1. Presenta dolor agudo en reposo muy intenso con frialdad del miembro afectado
2. Nota la aparición de lesiones ulcerosas en los tobillos o pies (revisar las plantas).
3. El dolor está apareciendo cuando camina menos cuadras que antes (progresión del síntoma)

 

 

 

 

 

CIRUGÍA CARDIACA:

CIRUGIA DE REVASCULARIZACIÓN (By-pass) 

La enfermedad ateroesclerótica afecta frecuentemente las arterias coronarias determinando obstrucciones. Cuando estas obstrucciones son complejas, involucran varias arterias o tienen determinadas localizaciones, está indicada la cirugía de revascularización miocárdica.

Actualmente, este procedimiento es relativamente simple y bien tolerado por los pacientes, pudiendo generalmente lograrse la reinserción a su vida habitual entre los 20 y 30 días. 

En esta cirugía, se toman arterias o venas de otra parte del cuerpo para encauzar el flujo de sangre necesario a las arterias coronarias, lo cual se asocia al alivio de síntomas y al aumento de la capacidad de realizar ejercicios. 
Su efecto es duradero, sin embargo el control de los factores de riesgo coronario que intervinieron en la aparición de las obstrucciones, es crucial para obtener un óptimo resultado a largo plazo. 

En todos los casos, como preparación pre-quirurgica, se requerirá una cinecoronariografia (cateterismo) al igual que análisis de rutina y un Eco – Doppler carotídeo para descartar enfermedad carotídea severa concomitante.

En el Quirófano

Recibirá un medicamento sedante para llegar relajado y se utilizará anestesia general que le permitirá estar dormido y sin dolor durante las horas que dure el procedimiento (3 a 6 horas). 

Luego de terminada la cirugía, el paciente será atendido en una unidad de recuperación cardiovascular donde algunos tubos, catéteres y cables, permitirán el adecuado control de las primeras horas. Entre el primero y el segundo día podrá levantarse y caminar lentamente. Podría sentir dolor en el tórax, razón por la cual se le administrarán analgésicos. La internación no suele superar los 4 ó 5 días. 

La vida después de la CRM 

Es importante que su dieta incluya alimentos ricos en hierro, al menos durante el primer mes, no siendo necesario por esto que sean ricos en grasas saturadas o animales. Algunos de estos son carnes rojas magras, verduras de hoja verde, cítricos y lentejas. 

Resulta fundamental que usted aprenda a cuidar todos los Factores de Riesgo, de manera que la cirugía resulte un procedimiento duradero. 

Gradualmente, el paciente podrá reincorporarse a sus tareas habituales y retomar su vida sexual. 

Todo esto suele ocurrir cercano al mes luego de efectuada la CRM. Para prevenir el desarrollo de la enfermedad ateroesclerótica y evitar nuevas apariciones de la enfermedad coronaria, el paciente debe incorporarse a un programa de Rehabilitación Cardiovascular que le permita modificar aquellos hábitos no saludables e iniciar actividad física supervisada, gradual y adecuada. 
La eliminación del tabaco es un factor importantísimo para evitar el espasmo arterial y la consiguiente acumulación de la placa en las arterias. Después de la cirugía es fundamental dejar de fumar en forma definitiva. Existen numerosas estrategias que colaborarán en este propósito, como cursos y tratamientos con fármacos. Manteniendo la presión sanguínea y el peso dentro de los límites normales, controlando el stress y con una dieta baja en grasas luego de la cirugía, el paciente disminuirá drásticamente el riesgo de acumulación de sustancias en las arterias. Si el paciente es diabético deberá acceder a un control médico estricto y permanente. 
Posteriormente se le realizarán chequeos programados. 
La cirugía no es la cura absoluta de la enfermedad coronaria, es un procedimiento y para que tenga éxito, el paciente debe cambiar ciertas costumbres de vida y reducir los factores de riesgo.

 
 
 
 
 
 

Prevención